Cargado de aventura y naturaleza desde la sierra de Espadán hasta la via verde de Ojos Negros; donde poder disfrutar corriendo y pedaleando por carreteras de montaña entre picos y bosques. Con tiempo para que vuelvas a tu estado más puro pero a la vez que cuide tus músculos y articulaciones con yoga específico para runners y ciclistas. 

Un viaje redondo, donde saborear con la vista, el olfato, el tacto y el oído. Una gastronomía apta solo para los más sibaritas. Cerveza artesana, verduras y frutas ecológicas, agua de manantial, vino ecológico, miel recién cortada por ti mismo, si, has leído bien, por ti mismo, porque nuestros viajes están hechos a la medida para reactivar tus sentidos.