Gran riqueza natural , diversidad paisajística y turismo activo la convierten en diferente e infinita con muestras artísticas únicas como sus cuevas prehistóricas declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Sin duda la mejor manera de conocer esta tierra es recorrer sus caminos bien comunicados con autovías modernas y carreteras sinuosas para contemplar su legado histórico y descubrir su belleza natural , sus intensos prados verdes, bosques con sus propias fábulas y altas montañas donde se esconden pequeños pueblos que conservan una ancestral forma de vida.