En el corazón de Galicia, en los límites entre el sur de Lugo y el norte de Ourense, la naturaleza quiso hacer poesía de contrastes. Consiguió que el Miño abrazara al Sil y formó unos cañones de dramática belleza.

Entre este duelo fluvial abundan los bosques tupidos, los monasterios centenarios, los viñedos en bancales y sobre todo las leyendas. Recorrer la Ribeira Sacra es descubrir la Galicia más desconocida y misteriosa, entrar en un reino que durante siglos perteneció casi en exclusiva a monjes y ermitas.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.